Vacunas contra el COVID-19: Un regreso a la normalidad

Photo by: wcu.edu

 

Introducción
El Programa de Salud para Trabajadores Agrícolas de Vecinos ha ayudado en los esfuerzos para garantizar que la comunidad latina y los trabajadores agrícolas en los siete condados occidentales de Carolina del Norte tengan los recursos para combatir la pandemia del COVID-19, incluyendo el acceso a las vacunas.

 

Desmontando algunos mitos
La información errónea y las teorías de conspiración impiden que las personas accedan a las vacunas disponibles, lo que hace que sea mas difícil contener el virus. La comunidad latina, incluyendo a algunos de los pacientes de Vecinos, ha compartido preocupaciones sobre la seguridad y el cumplimiento ético de las vacunas. La educación es una parte crucial de nuestro trabajo, por lo que aquí hay algunos mitos desacreditados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en ingles) y otras agencias.

¿Es posible que las vacunas contra el COVID-19 contienen el virus actual?

  • El CDC dice que “ninguna de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y recomendadas contiene el virus vivo que causa el COVID-19”, lo que significa que no puede contraer el virus de la vacuna. Sin embargo, debido a que se necesitan algunas semanas para que una persona desarrolle protección contra el virus, es posible que se exponga al virus y se enferme.

¿La vacuna causara infertilidad?

  • Según el CDC, no existe evidencia actual de que alguna vacuna, incluyendo las vacunas contra el COVID-19, cause problemas de infertilidad. No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen problemas durante el embarazo, como el desarrollo de la placenta.

¿La vacuna alterara mi ADN?

  • No evidencia científica de que algún medicamento puedo alterar el ADN de una persona. Las vacunas contra el COVID-19 no cambian ni interactúan con su ADN. Las vacunas disponibles actualmente son ARNm o vacunas de vectores virales que envían instrucciones a las células de nuestro cuerpo para crear protección contra el virus.

¿El gobierno te obligara a ponerte una vacuna?

  • El gobierno federal no puede exigirle que se vacune. Además, el CDC “no mantiene ni monitorea el registro de vacunación de una persona.” Los empleadores individuales pueden imponer sus propios mandatos; comuníquese con su empleador si tiene preguntas sobre los mandatos de vacunación.

¿Necesito mostrar un comprobante de identificación para recibir la vacuna?

  • En todo el país, las vacunas son completamente gratuitas para cualquiera que desea una. En Carolina del Norte, no se requiere prueba de identificación para recibir una vacuna. La ciudadanía estadounidense tampoco se requiere ni se verificará. Se alienta a todas las personas elegibles para recibir una vacuna a que la reciben.

Para obtener mas preguntas frecuentes sobre las vacunas, visite: cdc.gov/coronavirus/2019

 

El Trabajo de Vecinos
Desde julio del 2020, Vecinos ha estado proporcionando materiales educativos, dispersando equipos de protección y proporcionando pruebas gratuitas de COVID-19 a los residentes latinos de los siete condados mas al oeste de Carolina del Norte. Vecinos también ha colaborado con otras organizaciones para ayudar a los necesitados con recolección de alimentos y otros eventos dirigidos a la comunidad. Hasta la fecha, Vecinos ha distribuido mas de 1,700 cubrebocas y mas de 680 botellas de desinfectante para manos.

En febrero del 2021, Vecinos unió fuerzas con el Highlands-Cashiers Hospital, el Community Care Clinic, el International Friendship Center y otros aliados importantes para formar la Iniciativa de Vacunación del Highlands-Cashiers Plateau para proporcionar clínicas de vacunación dirigidas a los residentes latinos. A través de esta iniciativa, el condado de Macon se convirtió en el condado de carolina del norte con la mayoría de los latinos vacunados. ¡Más de 1,400 personas han sido vacunadas con la ayuda de los esfuerzos y colaboración de Vecinos con otras organizaciones!

Vecinos continuará brindando educación y recursos para ayudar a combatir la pandemia en nuestras comunidades, y continuaremos de conectar a los latinos con oportunidades de vacunas en todo el oeste de Carolina del Norte.

 

Descripción general de las vacunas contra COVID-19
La vida cambió para todos cuando la pandemia de COVID-19 se esparció por mundo, pero con la ayuda de los avances tecnológicos en la medicina, podríamos volver a la normalidad que todos extrañamos y anhelamos.

Numerosas empresas asumieron la desafiante tarea de desarrollar una vacuna segura y eficaz para ayudar a combatir el virus. En los Estados Unidos, se aprobaron tres vacunas para autorización de uso de emergencia (EUA): Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) puede autorizar productos médicos no aprobados o usos no aprobados de productos médicos aprobados después de que el Secretario de Salud y Ciencias Humanas declare que existe una amenaza de emergencia por amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares, incluyendo enfermedades infecciosas.

Pfizer y Moderna se consideran vacunas de ARNm (ARN mensajero). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que COVID-19 es parte de la familia de los coronavirus que tiene picos en forma de corona en sus superficies llamados proteínas de pico. La vacuna de ARNm “enseña a las células [del cuerpo] cómo hacer copias de la proteína de pico”, de modo de que si uno se expone al virus, el cuerpo sabrá cómo combatirlo.

Johnson and Johnson se considera una vacuna de vector viral que “utiliza una versión inofensiva de un virus diferente, llamado un ‘vector’, para entregar información al cuerpo” sobre cómo crear esos mismos picos de proteínas que en las vacunas de ARNm.

El 13 de abril, el CDC y la FDA recomendaron una pausa en el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson. La decisión fue hecha con “mucha precaución”, después de que se informaran seis casos de coágulos sanguíneos graves después de recibir la vacuna. Actualmente se está llevando a cabo una investigación para ver si las vacunas son responsables de tales coágulos de sangre.

Aunque estos coágulos de sangre son preocupantes y alarmantes, también son extremadamente raros. Se han administrado más de 7,2 millones de vacunas Johnson & Johnson en los Estados Unidos, lo que le da a alguien menos de una en un millón oportunidad de sufrir estos síntomas, o menos de un por ciento. Sin embargo, los CDC recomiendan que si ha recibido la vacuna Johnson & Johnson en las últimas tres semanas y “presenta dolor de cabeza severo, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar, debe buscar atención médica de inmediato.”

 

Todos podemos hacer nuestra parte
Todos podemos desempeñar un papel importante en la lucha contra esta pandemia.

  • Hable con su comunidad religiosa local para establecer oportunidades de transporte a las clínicas de vacunas para aquellos que no tienen acceso a un transporte confiable.
  • Abogue por la distribución de vacunas accesible y equitativa en su comunidad.
  • Sea un voluntario en un sitio de vacunación, especialmente si es bilingüe y puede ayudar a las comunidades vulnerables con la distribución de información.
  • Eduque a otros compartiendo información precisa y objetiva de fuentes creíbles como el CDC y la FDA.
  • ¡Haga una donación a los fondos de ayuda para la pandemia, incluido Vecinos!

Nuestra misión incluye proteger a los trabajadores agrícolas, el sustento de nuestro suministro de alimentos. Juntos podemos encontrar un camino de regreso a la normalidad.

 

Referencias / Fuentes

Related Posts